Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Artículo -
Publish in:Apertura

Cumbre emprendedora: por qué se reunieron los referentes del sector

El directorio de la Asociación de Emprendedores de la Argentina celebró su primera reunión anual. Organizado junto a APERTURA, el encuentro fue el disparador para un futuro trabajo en conjunto de todo el ecosistema local.


“El ecosistema potencia sus voces” fue el lema que le dio marco al primer encuentro anual del Advisory Board de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA). En las salas del Palacio San Martín, los miembros del Directorio de la asociación que reúne a las organizaciones referentes del emprendedurismo local se encontraron para hacer un repaso de las principales actividades del año y trabajar en vistas al futuro. Ese viernes 19 de octubre, más de 50 referentes del mundo entrepreneur se reservaron la tarde para trabajar en equipo, hacer networking y conocer las novedades de la asociación.

“Respetando la pluralidad de voces y todas las dinámicas dentro del sistema emprendedor llegaremos a donde queremos ir, una nación emprendedora”, destacó Daniel Tricarico, director Ejecutivo y quien ofició de maestro de la ceremonia que contó con el apoyo de la Agencia de Inversiones, Banco Galicia y Banco Ciudad. ASEA, que nació en 2014, cumple el rol de ser el nexo que conecta a todos los jugadores de un ecosistema vibrante y que sigue creciendo. Entre las organizaciones miembros de la red que dijeron presente ese día se destacan Asela, Endeavor Argentina, Entrepreneurs Organization, Inicia, Sistema B, Asociación Empresaria Argentina, Junior Achievement Argentina, Arcap, NXTP Labs y diferentes representantes de cámaras, gobierno y universidades. El desafío pasaba por mostrarse como un grupo que se proyecta en conjunto para llegar más lejos. En este sentido, ASEA encabezó proyectos de políticas públicas que responden a las necesidades que les trasladan tanto emprendedores como instituciones de la red. Su resultado más tangible es la Ley de Emprendedores. Su mayor desafío: su implementación a nivel nacional. Promulgada en abril de 2017, la norma está hoy en funciones en CABA y las provincias de Buenos Aires, Corrientes y Córdoba, y a punto de entrar en vigencia en Tierra del Fuego. 

Con 2023 como horizonte, el encuentro tuvo como objetivo establecer los ejes del trabajo para los próximos cinco años enfocados en tres puntos: la revolución 4.0, el triple impacto y el empoderamiento femenino. Para eso, los representantes de las distintas organizaciones, asociaciones y emprendedores que participaron del evento se distribuyeron en mesas de trabajo que sirvieron como centros de debate para, luego, compartir sus conclusiones.

“ASEA va a tomar el compromiso público de ir para adelante con las estrategias que surjan del encuentro dándoles voz y ejecutando, que muchas veces es algo tanto más difícil”, afirmó Tricarico, quien le dio paso a Ezequiel Calcarami. El presidente de la organización se encargó de explicar los avances que se generaron desde la asociación.“Cuando creamos ASEA no queríamos ser una asociación más, sino que queríamos agrupar a todos”, contó. Calcarami explicó que hay 20 millones de emprendedores en América latina que generan más del 70 por ciento del empleo. En la Argentina, ASEA agrupa a 17.000 emprendedores con objetivos y volúmenes de negocio totalmente dispares. De esta manera, se convirtió en la segunda asociación más grande de la región. “En un país que tiene más del 30 por ciento de pobreza es importante tener en cuenta que hay dos vías para habilitar la movilidad social: una es la educación y la otra es el emprendimiento”, subrayó Calcarami. “Es por eso que hay que cuidar muchísimo el logro que representa la unión de las distintas agrupaciones del sector”, remarcó.



Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y PyMEs de la Nación, levantó el guante y reconoció que el rol de entidades como ASEA es el de marcarle la cancha al Gobierno. “Hay una moda del emprendedurismo que no podemos negar, pero me gusta aclarar que, más allá de eso, esto es algo muy profundo, ya que la única forma de reducir la pobreza en la Argentina es generando empleo desde el sector privado”, sostuvo. Al respecto, Mayer resaltó que las empresas que más empleo generan en el país son las jóvenes, de menos de cinco años, por lo que “fomentar el ecosistema emprendedor es un punto crucial para el desarrollo de cualquier país”. Bajo la atenta mirada de los asistentes, aclaró que la situación de la Argentina es complicada porque la diferencia entre las compañías que nacen y las que mueren da cero. “Es tremendo. Tenemos pocas empresas, reducir la mortalidad y que crezca la natalidad es fundamental”, alertó.

El funcionario resumió las acciones que se están llevando a cabo con respecto al marco regulatorio. “Cuando arrancamos estábamos muy mal. Por eso, lo primero que hicimos fue trabajar en la Ley de Emprendedores y en la Ley PyME, que evita que los emprendedores nazcan quebrados”, explicó. No obstante, reconoció que el trabajo hecho no alcanza, ya que en el camino quedaron muchos temas afuera. “Hay que empujar. Lo ideal es que los emprendedores de cada provincia y cada ciudad pidan y presionen para tener mejores condiciones”, dijo y anunció que se encuentran en proceso de elaboración de un nuevo marco regulatorio con foco en el sistema tributario.

El último panel de la tarde fue protagonizado por Manuel Tanoira y Alejandro Ramírez, miembros del Executive Board de ASEA y socios de los estudios de abogados Tanoira Cassagne, y Highton, Marinelli, Pereyra Murray y Ramírez, respectivamente. Moderados por Flavio Cannilla, editor General de Revista APERTURA, y en línea con lo mencionado por Mayer, los encargados de trabajar sobre políticas públicas en ASEA hicieron balance del debe y haber de la Argentina para cohesionar su ecosistema. “Estamos mejor que hace unos años que no teníamos ley, es un cambio cultural enorme”, destacó Tanoira. “A Israel le llevó 30 años generar una regulación de estas características, como somos argentinos la queremos ver en dos años y medio”, recordó. Ramírez, por su parte, resaltó el impacto que generó la norma en el interior del país y aclaró que muchos temas a trabajar tienen que ver con lo que sucede con la macroeconomía: “En el bosquejo inicial, hablamos de la escala gradual del impuesto a las Ganancias y seguimos insistiendo y peleando por eso”.

Antes de dar paso a las mesas de trabajo, Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Emprendedores del IAE y referente del universo entrepreneur, aprovechó para resaltar un tema que marca al empresariado argentino como pocas veces en su historia. “Solamente vamos a tener relevancia si además de ser buenos emprendedores, innovadores, competitivos y loables, somos éticos. La palabra ética es lo que le ha faltado a nuestro país y dudo de que seamos conscientes de la locura de la cual el empresariado fue cómplice, en muchos casos silencioso y en otros activo, por no unirse o por estar solos. Seamos y sean éticos en cada situación que les toca”, pidió a los presentes en un llamado para generar más unidad y proteger a la nación emprendedora en el camino hacia el futuro.

Ver nota en línea