Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Opinión -
Publicado en:Alzas y Bajas

5 ideas para mejorar Argentina

La necesidad de un plan de largo plazo con foco en la macroeconomía y la productividad inclusiva


Por Eduardo Fracchia y Martín Calveira

La decadencia de la economía argentina tiene - varias décadas y se vincula L especialmente - con resolver las dificultades que se plantean en la estructura económica, más allá de la coyuntura. El objetivo de definir una agenda de futuro para nuestro país es plantear una serie de medidas que sustenten el funcionamiento de la economía con crecimiento económico estable de largo plazo. Entre diversas ideas para lograrlo, proponemos cinco que deben ser tenidas especialmente en cuenta.

Consenso sobre elmodelo económico de mediano y largo plazo

Es fundamental la definición sobre el modelo económico compartido de futuro. Las experiencias sobre el intento de cambios repentinos de perfil productivo no tuvieron resultados positivos para la economía. La estructura de producción necesita un espacio de tiempo determinado para su desarrollo pleno. Sería importante el establecimiento de objetivos productivos de largo plazo en un acuerdo político y social, donde se establezcan los instrumentos financieros, impositivos y de marco legal para el desarrollo productivo. Todo esto contribuirá a sentar las bases del desarrollo.

Ocuparse de losproblemas fundamentales de la macro

El déficit fiscal crónico, la inflación permanente y el alto nivel de bimonetarismo constituyen factores que deterioran la dinámica de crecimiento económico de largo plazo. Es amplío el reconocimiento sobre las consecuencias inflacionarias del déficit fiscal permanente. Más aún en una economía que, ante un aumento de la incertidumbre, refuerza su proceso de dolarización de activos, lo cual promueve a su vez una mayor dinámica inflacionaria.

Converger hacia mayores niveles de productividad

Las crisis económicas y los altos niveles de desempleo son factores adversos que influyen negativamente en la productividad laboral. La gestión económica deberá tener una agenda clara y consensuada con los distintos factores de producción, no solo acerca de la gestión del crecimiento, sino también en lo que respecta a los instrumentos para mejorar la productividad global. Algunos aspectos centrales en esa agenda deberán ser la vinculación productiva con la denominada Revolución 4.0, el desarrollo de las empresas TIC, y los desafíos de la economía del conocimiento, como un canal principal para una mayor productividad. El proyecto de Productividad Inclusiva del IAE, liderado por el profesor Juan Llach, identifica aspectos fundamentales respecto a este tema.

Una mejor estructura social de los sectores vulnerables

Se deberán realizar cambios en las políticas de ingresos y subisidios. Es esperable que se abandone la perspectiva unidimensional de asignación de recursos a los sectores más vulnerables, y se amplíe el objetivo a los efectos de capacitación e inserción laboral, como puntos obligatorios en la agenda. Ciertamente, una gestión de mayor alcance y dimensión de la política de ingresos tendrá efectos positivos sobre el crecimiento y desarrollo económico.

Apertura económica eficiente

Las experiencias de las relaciones económicas internacionales, tanto en lo que respecta al comercio como a los flujos financieros internacionales, son aspectos que se han gestionado de manera ineficien- te. Períodos de fuertes regulaciones financieras y comerciales, fueron seguidos de aperturas abruptas de comercio y de la cuenta capital y financiera, todos elementos desestabilizadores para la macroeconomía nacional. La experiencia internacional para los países en desarrollo evidencia que la gestión económica se debe enmarcar en políticas prudenciales respecto al comercio y flujos financieros. El control prudencial sobre los flujos financieros y una política comercial con apertura a nuevos mercados, a través de acuerdos con bloques o países complementarios, pueden ser factores de crecimiento y desarrollo.

En definitiva, una agenda amplia de trabajo relacionada con estas cinco ideas fuerza, más difícil de concretar en tiempos de Covid, pero cada vez más urgente y necesaria. 

Ver revista completa (nota en Página 28)