Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Artículo -
Publicado en:El Cronista

El rol de los empresarios ante el desafío de la incertidumbre

Una semana dedicada a diseñar el futuro por construir desde la actual disrupción


Por GUILLERMO D´ANDREA Director Académico de Alumni de IAE Business School, Universidad Austral


Profundizar en los valores y el propósito que guían a las empresas, poniendo al cliente en el centro. Humanizar la tecnología, dirigir con mayor empatía y cercanía, potenciando el equipo haciéndolos dueños de sus resultados. Flexibilizar el trabajo, controlando objetivos y resultados, más que personas. Dada la imposibilidad de encuentros presenciales, el tradicional Alumni Day del IAE Business School mudó su formato a una serie de 5 charlas diarias on line, que se concretaron del 22 al 16 de junio pasados, bajo el titulo Hacedores de Sueños. Dieciséis panelistas convergieron desde Europa, Asia y América, con la moderación de profesores de la escuela de negocios, convocando a lo largo de una semana a más de 3000 Alumni, y generando posteriormente más de 40.000 vistas por streaming.

Felipe Pigna abrió el primer episodio de la serie indicando que “la historia nos muestra que, si una cosa queda clara, es que las pandemias traen lo peor, pero también pueden mostrar la mejor versión de nosotros. Tras cada uno de los desastres, hubo mejoras en el desarrollo urbano, la salud, la higiene, la alimentación. Hasta el Renacimiento tuvo lugar tras la peste negra”, enfatizó. El profesor Roberto Vassolo, que coordinó el primer episodio de la serie titulado ‘Te regalo una coma…, para que escribas el resto de tu historia’, comenzó invitando a hacer sentido en esta coyuntura, comprendiendo los aprendizajes que nos deja, más allá de los problemas que experimentamos. Alexa Keglevich, CEO de Assist Card, indicó que, en su experiencia, se ponen en evidencia los valores de fondo, nuestro trato con el equipo, clientes, proveedores y el entorno. También que la valoración del talento y la innovación han adquirido una relevancia largamente anunciada. Marcelo Olmedo, CEO de Promedon, que desde Córdoba dirige operaciones en Alemania, Escocia, Brasil y Chile, fue claro en que el apoyo de los gobiernos fue muy importante en la crisis, tras el shock inicial. “Transcurridos tres meses y con más incertidumbre por venir, se comienza a imaginar el futuro, y a prepararse para cambios que formarán parte de la nueva normalidad. Y entre las reconfiguraciones se notan ya movimientos de producción de manufacturas hacia la localización o regionalización, disminuyendo la dependencia de la globalización total”. Marcelo Fernandez Oromendia, CEO de 3M Brasil, señaló que más adelante el trabajo remoto no será universal, pero será un componente de la forma de trabajar, que seguramente requiera renegociación de condiciones y equipamiento del hogar, y de la cobertura de una creciente fuerza laboral independiente.

El cambio de paradigmas fue el tema del segundo episodio, titulado ‘El futuro menos pensado’. El profesor Fernando Fragueiro abrió afirmando que estamos en modo de exploración, revisando completamente los modelos a seguir. “Vivimos una crisis exponencial, global, como no se recuerda, por lo que las referencias pasadas pierden valor”, señaló Maria Victoria Zingoni, Directora Ejecutiva de Downstream en Repsol, España. La cuarentena actúa como una disrupción sincrónica, el tiempo se suspende y entramos a un estadío distópico, donde el pasado es irrelevante, no existe, agregó Fabian Gil, ex CEO de Dow Brasil. “Y el confinamiento ha creado una burbuja de sociabilidad, nos hemos vuelto más cercanos y empáticos. Las personas han adquirido una importancia central, aparecieron nuevas facetas de colaboración y flexibilidad. El nuevo contexto lleva a los directivos a hacer su autoevaluación, preguntándose también cuanto contribuyen a la mejora institucional de la sociedad”.

El futuro del consumo fue el tema elegido para el tercer episodio ‘Una tormenta perfecta’. Pedro Feliu, Director de e-commerce en America Latina de Nestlé, compartió su mirada desde Suiza, y apuntó a que la cercanía se ha impuesto en las compras, y se observa una creciente conciencia sobre el consumo, que además en dos meses se ha trasladado masivamente a los canales de comercio electrónico. Según Alexandra Obando Novoa, Directora Financiera de Philip Morris para América Central, se observa un renovado amor por la vida, la valoración de las pequeñas cosas y las relaciones, se descubren nuevas habilidades en las tareas del hogar compartidas, se ha forzado a un estilo de vida más sencillo. Para Daniel Dimare, Director Comercial de Rasti, además de la conveniencia, se ve en el consumo la tendencia a una mayor conciencia. “Un repreguntarse frente al impulso de compra”. Y ejemplificó las respuestas de las empresas, en el caso de Rasti, los juegos combinados con robótica que ayudan a la educación a distancia durante la cuarentena. El panel convino en que una de las lecciones de la crisis es que, junto a la preocupación por la economía del negocio, se requiere mayor empatía y vocación de servicio, tanto con los clientes como con los proveedores y demás integrantes de las cadenas de valor.

Retomando la mirada hacia dentro de las organizaciones, el cuarto episodio titulado ‘El día después de mañana’, se dedicó a explorar el futuro del trabajo. El profesor Carmelo Paviera abrió el panel remarcando que la emergencia actúa como un catalizador del cambio, está aumentando el desempleo y eventualmente reforzando la amenaza de la tecnología. Carolina Florez, Vp para Women in Tech de Oracle, señaló el salto del teletrabajo. “Solo en Argentina pasó del 8% al 27% en un plazo de semanas. En ese sentido, las empresas terminaran siendo digitales, pero escasean los perfiles digitales.” Tomas O’Farrell, fundador de la plataforma laboral Workana, desde Malasia agregó que si bien la crisis nos sorprendió sin preparación, se observa una adaptación positiva desde las empresas y de los trabajadores. Ramiro Blazquez, Director de la consultora de talentos Von der Heide para Chile y Brasil, indicó que Chile rápidamente ha emitido una ley para el teletrabajo, aunque posiblemente requiera de ajustes. Pero que el principal problema es para el liderazgo, tanto empresario como político y sindical, que debe proponer una cultura que promueva la agilidad, cambiando el paradigma del control hacia el empoderamiento, el trabajo por objetivos y nuevas medidas de la productividad. “Tras décadas de poco cambio, de pronto el progreso de décadas ocurre en semanas”.

Para cerrar el círculo de estas reflexiones, el último episodio de ‘Hacedores de Sueños’ se centró en cómo los líderes enfrentan esta disrupción. Ernesto Gardeliano, Group Controller & Planning Director de Telefónica desde España, reconoció que “la tecnología ha tenido el efecto de acercarnos en esta crisis, y en la diversidad hubo que acompañar a quienes les resultaba más difícil adaptarse. Hay que soltar las seguridades que traemos, y pedir ayuda para aprender cómo hacer la transformación digital, liderar escuchando a los equipos agiles trabajando en modo ‘beta’, donde se mejora y potencia sobre la marcha”. Por su parte Ignacio Marseillan, Managing Director de Globant, resumió tres cualidades del líder hoy. Primero, el coraje para comenzar sin pretender el óptimo, comenzar para mejorar. Sensibilidad y percepción sobre donde puede ayudar a ampliar la mentalidad, y percibir lo que está ocurriendo para no perder contacto. Por último, resiliencia para no dejar de intentar, que en algún momento la organización comienza a moverse. En el cierre, Mario Ledesma, entrenador de Los Pumas, coincidió que en el rugby la empatía y las habilidades blandas son cada vez más relevantes. “La agilidad es una característica y anclados en un propósito, más allá de que entren o no a la cancha o al equipo. La zona de aprendizaje no respeta ni talento ni habilidad, porque queda justo afuera. Hay que instalar la capacidad de aprender para impulsar la mejora.”

Finalmente, el decano de IAE, Rodolfo Rivarola, subrayó tres conceptos para el cierre. La cercanía con las personas, la alegría más allá de las dificultades -mientras se administra la escasez porque hay un propósito definido-, y el entusiasmo por enfrentar los problemas junto al equipo. Junto a los graves problemas que plantea la coyuntura, los empresarios una vez más se proponen cambios para las oportunidades que se abren con la disrupción de estos meses de crisis global.

Ver la nota original