Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Opinión -
Publicado en:Clarín PyMEs

Escenario heterogéneo

El mayor problema de las pymes está en la presión tributaria y en el acceso al financiamiento.


La tasa de desempleo es de casi 12% y en la región Gran Buenos Aires se sitúa en valores superiores de acuerdo a los últimos datos relevados por el INDEC. El desempleo se corresponde con factores cíclicos y éstos se han acentuado debido a la pandemia. El 2021 es un año de recuperación y rebote, pero que no compensa la caída del PIB de 10% del año pasado. Es por ello que es muy importante encarar la reducción del desempleo de manera estructural. Para enfrentar este desafío, las pymes son clave por ser generadoras netas de empleo.

Como dice Miguel Angel Ponte, exfuncionario del Ministerio de Trabajo, la pyme es cada vez más una entidad formativa central dado el deterioro de la familia, la escuela y la desaparición del servicio militar. En los 4 años de gestión de Mauricio Macri cerraron 5.000 pymes, sumadas a las 8.000 que lo hicieron en el segundo mandato de Cristina Fernández. Asimismo, se agrega la fuerte contracción de la demanda que enfrenta el sector. El censo económico arrojará valores interesantes para ver los efectos en 2020, que han sido muy críticos para el universo pyme.

El mayor problema de las pymes está en la presión tributaria y en el acceso al financia- miento. El acceso al crédito es muy limitado en Argentina: solo 14% del PIB en el ratio de depósitos a producto contra el 80% en Chile o más del 100% en EEUU. Por otra parte, las pymes representan una porción menor del total de préstamos (19%), por lo que significa que el crédito a pymes representa solo 2,5% del PIB, y la mayoría de los préstamos son de corto plazo. Si bien se acordó una nueva línea de financiamiento para el sector, siempre resultan insuficientes.

Los programas de beneficio fiscal y descuento de cheques deben llegar masivamente al universo de 800.000 pymes del país. El programa Academia Pyme fue valioso como instancia de capacitación. Además, se complementaba con el Programa Radar de productividad, que permitía hacer un "bench- mark" con otras compañías.

Se han perdido por otra parte 5.000 empresas aproximadamente de la base de 15.000 pymes exportadoras (Pymex). En el valor exportado, las pymes sólo representan 10% del total, un porcentaje mucho menor respecto a otros países centrales o emergentes donde las pymes son más protagonistas. Con más razón, es importante recuperar compañías pymes exportadoras.

El programa de ventanilla única (VUCE) está orientado al comercio exterior y se estima que su beneficio equivale a una reducción del 10% del arancel del extranjero para introducir bienes en otros países.

La situación de la mano de obra es difícil y es clave que exista un régimen razonable que baje el riesgo de las pymes para contratar dada la fuerte litigiosidad. El riesgo laboral es crítico para el empresario pyme, incluso más que el propio costo laboral.

Por otra parte, se debe integrar la formación profesional a los efectos de matizar el desequilibrio en el mercado laboral. Hay aproximadamente 5 millones de ocupados en negro y 6 millones de trabajadores formales. Dado que 45% de los argentinos no terminó la secundaria; ante el objetivo de combatir el desempleo, es necesario crear puestos para una calificación profesional más limitada.

El prestigio social de las pymes es elevado y supera la imagen de las grandes empresas e incluso de las multinacionales. Su principal desafío es crecer en productividad para lograr una rentabilidad sustentable.

Eduardo Fracchia es Director del Área de Economía del IAE Business School.