Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Artículo -
Publicado en:IAE Business School

Hackatón: la mezcla hace la diferencia

 


El Hackatón del IAE, en el que participan los Masters (Executive y Full Time MBA), fue desde su origen una experiencia colectiva. Diseñado originalmente junto el Centro de Entrepreneruship del IAE (Naves), el Hackatón del IAE nació con el objetivo de transformar el curso de emprendedurismo del Executive MBA en una experiencia. Durante 32 horas continuas (el Hackatón comienza el viernes a la mañana y termina el sábado a la tarde), los alumnos del IAE son desafiados a tomar una temática social, ver en ella una oportunidad de negocio, y desarrollar un plan para llevarlo adelante. Con el Hackatón nos aseguramos que todos los alumnos vivan la experiencia emprendedora. Son muchos los que luego siguen desarrollando este perfil tomando los cursos electivos de entrepreneurial finance, entrepreneurship 2.0, o Imaginando el futuro, o quienes deciden viajar a Israel o a Sillicon Valley para conocer sus ecosistemas emprendedores, o deciden participar en el programa de creación de empresas sociales organizado por HEC Montreal.

En las últimas dos ediciones del Hackatón incluimos como ejes de trabajo temáticas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). para que las ideas de negocio que desarrollen durante el Hackatón tengan propósito y estén alineadas a una agenda de desarrollo global. En el 2019 dimos un paso más y nos asociamos para diseñar el Hackatón con Njambre (www.njambre.org), un espacio donde se "impulsa el surgimiento y escala de empresas de impacto e innovación social para el cambio sistémico de las comunidades más postergadas". Con esta unión le dimos una vuelta más profunda a que los alumnos (300 este año) puedan pensar negocios que tengan un impacto profundo en 5 temáticas que definimos: 1) igualdad de oportunidades en el mercado laboral; 2) talento para el futuro; 3) ciudades sustentables; 4) inclusión social y financiera y 5) producción y consumo responsable.

En estos tres años hemos aprendido que de la mezcla salen cosas buenas, mezclamos a los alumnos entre ellos para que trabajen con personas que antes no conocían, mezclamos temas de impacto social y ambiental con ideas de negocios, con flujos de fondos, con oportunidades y tamaños de mercado. Y así creamos un idioma donde dejamos de hablar del problema de la discapacidad para hablar de la posibilidad de incluir y liberar el potencial de todos. La mezcla es buena, y salen cosas nuevas. Aprendemos a cambiar la mirada, a romper prejuicios, y a pensar en términos de oportunidades, escala e impacto. Traemos, presencial o virtualmente, personas que están en estos mundos para interactuar, para testear las ideas y para aprender de ellos. También mezclamos el IAE BS con Njambre, dos organizaciones distintas, pero con el mismo propósito de formar y transformar personas, y también salen cosas muy buenas.

Mezclamos trabajo y profesionalidad con diversión, el viernes a la noche nos divertimos con Improcrash y luego se armó un fogón con guitarras y rondas.

Trabajamos todos juntos en el IAE para que esto pase, el Equipo del Centro de Entrepreneurship que lleva la batuta, los equipos de los Masters, las áreas de operaciones y servicios y toda la comunidad del IAE que acompaña a 300 alumnos trabajando 32 horas continuas para pensar ideas de negocios que mejoren el mundo.