Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Artículo -
Publicado en:Estrategas

La gestión de riesgos con una perspectiva global

 

Quien gestione riesgos de su empresa no podrá prescindir de los riesgos puntuales del país en el que opera, pero también es importante identificar los riesgos globales que tendrán impacto en los negocios de las empresas de la región. Escribe: Lorenzo Preve, director del Centro de Risk Management IAE Business School.



Con la llegada de la globalización, los riesgos y oportunidades llegan más rápidamente a todos los rincones del planeta.  Por eso se torna muy importante conocer la estimación de los riesgos emergentes de quienes ven un panorama más amplio: aquellos que no ven los riesgos de una empresa o un sector en particular, sino que lo hacen con una perspectiva global. Con esta visión podremos pensar en los riesgos que van a marcar el devenir del año, independientemente de la realidad de una empresa, una industria o una región.  

En este sentido, es interesante estudiar los informes del World Economic Forum (WEF) y de Allianz. Ambas organizaciones generan estos informes a principio de cada año a partir de surveys (encuestas) realizados entre empresas alrededor del mundo. El survey del WEF, realizado en el segundo semestre de 2017 contó con casi 1.000 respuestas de ejecutivos de empresas alrededor del mundo, mientras que el de Allianz, realizado entre octubre y noviembre de 2017, contó con la respuesta de 1.911 clientes y consultores de la compañía operando en 80 países.

Por supuesto estamos lejos de argumentar que estos riesgos van a afectar a todas las empresas por igual, pero claramente no se nos debe escapar que muchos de éstos, son riesgos que afectarán a empresas en cualquier lugar del planeta.  Notarán que los riesgos que se presentan en ambos trabajos tienen impactos muy globales, y afectarán muy poco a las cuestiones coyunturales de un país en particular.

El trabajo del WEF presenta los diez principales riesgos para 2018 desglosados por su Probabilidad de Ocurrencia y por su Impacto. Sabemos que la medida de un riesgo es la interacción de su probabilidad de ocurrencia con su impacto, por ello es interesante ver como rankean en cada una de estas dimensiones los principales diez riesgos esperados para 2018 por los encuestados. Ver cuadro aparte Top Ten Risks for 2018 - World Economic Forum

El trabajo de Allianz presenta su Top Ten Risks para 2018, donde, como siempre, lista los principales riesgos sin hacer distinción respecto de si están en la lista por probabilidad de ocurrencia o por su impacto. Ver cuadro aparte Allianz Risk Barometer 2018

Es interesante notar que hay una serie de riesgos que se repiten en ambos estudios, algunos de ellos se suelen ver en los mapas de riesgos de empresas locales, sin embargo, otros son menos comunes. Por ejemplo, hoy en día es difícil encontrar un mapa de riesgos que no contemple los cyber risks en algunas de sus formas, casi cualquier empresa tiene alguna puerta abierta por la que un hacker puede causar daño. Otros riesgos que encontramos en ambos estudios, sin embargo, son menos comunes en empresas de la región. Por ejemplo, los riesgos relacionados con las catástrofes naturales y eventos climáticos extremos (primero y segundo en probabilidad e impacto en el estudio del WEF, con permanencia en el tope de la lista desde 2017) no parecen ser tomados en cuenta masivamente en los mapas de riesgo de las empresas de la región.

EFECTO LOCAL. 

Si bien es cierto que los riesgos más locales, o más cercanos a las empresas que operan en la región pueden tener un efecto más directo sobre su estrategia, también es cierto que no integrar lo que pasa en el mundo al mapa de riesgo de la empresa puede resultar en un modelo de risk management “miope” que no es capaz de anticipar los eventos que, vistos a posteriori, podrían haber sido anticipados con una planificación adecuada que incluyera la visión de lo que ocurre en el mundo.  De alguna manera parecería que hay un cierto “home bias” o sesgo local en los análisis de riesgo de las empresas de la región, eso puede generar mapas de riesgo demasiado estrechos y cortoplacistas.  Hoy un mapa de riesgo que no tenga en cuenta el posible efecto local generado por las grandes corrientes migratorias no solicitadas, por el cambio climático o los grandes desastres naturales, por la discusión respecto de la potencial escasez de agua o alimentos, y otros riesgos reportados en estos estudios parecería ser un mapa, al menos, parcialmente incompleto.

Por otro lado, contemplando ambos trabajos, llama la atención la ausencia de algunos riesgos que parecerían ser importantes para empresas en cualquier lugar.  Por ejemplo, ¿no deberíamos considerar el riesgo del talento? Llama la atención que no haya ni una mención a la dificultad de conseguir o retener talento capaz de trabajar en el nuevo entorno en que van a tener que trabajar las organizaciones.  

Obviamente quien gestione riesgos de su empresa en un país en particular no podrá prescindir de los riesgos puntuales del país en el que opera, pero desde estas breves líneas, los invito a considerar incluir, y hacerlo explícito en el proceso de identificación, un capítulo de identificación de riesgos globales; aquellos que vayan más allá del análisis de los riesgos más “locales” y que, a la larga o a la corta, van a tener un impacto en los negocios de las empresas de la región. 

 
El autor es director del Centro de Risk Management IAE Business School.