Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Entrevista -
Publicado en:Mercado

La política dicta las reglas, pero los empresarios juegan el partido

La clave es compararse con los competidores globales, armar una buena estrategia de mediano y largo plazo y motivar al equipo hacia esa visión, ya que serán ellos los que hagan que la empresa logre sus objetivos.


La firma familiar, que fue fundada hace más de 20 años por su padre y la gestiona junto a sus hermanas Mariana y Cecilia, es líder en accesorios de moda.

Está detrás de marcas destinadas a la mujer de hoy, como Todomoda e Isadora.

El grupo se transformó en multilatino, con más de 800 tiendas ubicadas desde Argentina a Chile, Perú y México y Brasil.

De muy joven, Martín se focalizó en el negocio y en el desarrollo de un sistema de gestión propio (MasterP), central en la compañía hasta hoy en día. Años más tarde se graduaría en IAE Business School en el programa de Dirección de Pequeñas y Medianas Empresas.

Forma parte de Endeavor, el "club" exclusivo internacional dedicado a la promoción de la cultura emprendedora, identificando negocios de alto impacto y asesorándolos estratégicamente para que sus compañías tengan mayor presencia en el mercado.

-¿Cuál cree que son las principales acciones que debe tomar un emprendedor para adaptarse a una disrupción tan acelerada?

-Creo que tiene que identificar claramente cuál es el valor agregado que genera, y rearmar toda la cadena de valor en función de eso, con el cliente y la comunidad en el centro de todas las decisiones.

Competidores globales

¿Cómo pueden las compañías medianas globalizarse, tener éxito y competir con rivales más grandes?; ¿qué estrategias y tecnologías pueden ayudarlas a lograr escala?

-Pienso que lo primero es estudiar a los principales competidores globales y empezar a tratar de compararse con ellos, viajar mucho y tratar de hacerse de buena información y contactos. A su vez, por supuesto, armar una estrategia bien pensada de corto mediano y largo plazo y motivar al equipo hacia esa visión, ya que serán ellos los que hagan que la empresa logre sus objetivos.

-En muchos países las empresas medianas son un poderoso motor de crecimiento económico, ¿en qué punto se encuentran en el nuestro?

-Tenemos una estructura impositiva muy compleja que se fue emparchando durante décadas, y que castiga a la empresa mediana; de hecho ¿cuántos monotributistas tienen la capacidad de crecer pero no lo hacen porque dejaría de ser viable su compañía?

Tengo mucha esperanza de que todo esto será corregido. Los empresarios debemos asumir el rol prota- gónico que la sociedad necesita de nosotros, ya que somos los generadores de riqueza ge- nuina. Creo que se le da demasiada importancia a la política, cuando en realidad la política pone las reglas del juego pero los que jugamos el partido somos los empresarios junto a nuestros equipos. Si mejoramos como empresarios y generamos más riqueza, la política pasa de administrar la escasez a administrar la riqueza y ahí sí podremos articular grandes cosas, pero depende de nosotros.