Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Artículo -
Publicado en:Clarín PyMEs

La pyme, una escuela de vida

En un entorno cambiante, el manejo de la empresa es una oportunidad para desarrollar capacidades que van más allá del negocio en sí, como son la entrega, los límites y la humildad.

Es difícil encontrar en el mundo del trabajo ejemplos más claros de la pasión y entusiasmo que un empresario pyme pone para sacar adelante sus iniciativas. Los desafíos se renuevan a cada instante y la capacidad de innovar y tomar decisiones novedosas se transforma en un hábito casi diario para llevar la organización a buen puerto. Todos esos comportamientos se incorporan al aprendizaje transformando a la empresa, por sobre todo, en una escuela de vida.
Y por ser escuela, son muchos los aspectos donde desarrollamos capacidades que hacen crecer a nuestra organización, no sólo en lo relacionado con la sustentabilidad, sino en el crecimiento de todos los miembros que la componen, que es la verdadera garantía que la empresa va por el buen camino: el espíritu de superación de conocimientos, capacidades y actitudes de quienes conforman la organización.
Para ello pensaba en algunas características de esta "escuela” que nos pueden ayudar a transitar por buen rumbo: 

1. Escuela de entrega: la verdadera satisfacción en nuestras vidas se da cuando vemos que nos podemos entregar a un ideal noble y que nos trascienda. Nada nos dará más felicidad que el saber que estamos para ayudar a los demás a ser mejores personas. Es lo que nos dice la experiencia que vivimos a diario en nuestras familias, con nuestros amigos y por qué no, con nuestros colaboradores en la empresa. Entregarse significa aprender a ver las cosas como la ven los otros para ayudarlos a superarse, exigiéndoles y ayudándolos en desafíos que puedan solucionar según sus capacidades, apoyarlos en sus Ilusiones y sus proyectos, alinearlos a objetivos comunes. Entregarse significa por sobre todo educar y aprender con quienes pasamos largas horas de nuestras vidas.

2. Escuela de límites: debemos saber que el ser mujeres y hombres de empresa y liderar una organización, no nos da todos los conocimientos necesarios para lograr los objetivos que nos planteamos. Reconocer esos límites es un paso fundamental para poder ser coherentes con el aprendizaje de toda la organización. Nuestro temperamento, nuestra visión de la empresa, nuestras pocas o muchas capacidades de trabajar en equipo y tantas cosas más pueden ser límites que afecten el desarrollo armónico de esa comunidad. Saber cuáles son los puntos donde debemos pedir más consejo es una capacidad que no se debe dejar de desarrollar, sin por ello perder Ip ' autoridad y sabiendo que hay un orden jerárquico dentro de toda comunidad empresarial. Nuestros colaboradores terminarán haciendo lo que ven y no lo que oyen de nosotros, y eso hay que saber tenerlo siempre presente.

3. Escuela de Humildad: dicen que la humildad es la capacidad de conocernos verdaderamente comp somos. Una persona humilde no es apocada ni timorata. Puede ser audaz y plantearse objetivos ambiciosos, y a la vez saber hasta dónde llega su capacidad.
Eso demanda un conocimiento profundo de uno mismo. Es bueno tener tiempo para la reflexión personal. Hay que salir del torbellino diario para "volar por arriba de las tormentas” y mirar un poco más allá. Los verdaderos líderes son personas humildes que logran con su dedicación y su ejemplo que su equipo de trabajo llegue a lugares donde no hubiesen llegado por sus propios medios.
Tu empresa, como tu familia, deben ser las comunidades donde más aprendizajes saquemos para mejorar la sociedad desde nuestro lugar.


El temperamento, la visión, la (falta de) capacidad de trabajar en equipo, pueden resultar límites para el desarrollo armónico de la empresa.

La clave. Saber cuáles son los puntos donde debemos pedir más consejo es una capacidad que hay que desarrollar, sin por. ello perder autoridad. Nuestros colaboradores terminarán haciendo lo que ven de nosotros, más que lo que nos escuchan decir.

Guillermo Fraile es profesor del IAE Business School.