Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Entrevista -
Publicado en:Dbiz.today

Trabajo, familia y vida personal

 

El mundo se encuentra en un constante cambio y hoy en día las expectativas de los jóvenes no son las mismas en comparación a las que tenían años atrás. En relación a esto y con el objetivo de dar a conocer las aspiraciones que tienen la actualidad, el Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) del IAE Business School realizó investigaciones y DESTÉFANO tuvo la oportunidad de charlar con Patricia Debeljuh, Directora del Centro, para que nos cuente todo sobre el estudio.

A partir de los resultados obtenidos, desde la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad Austral observan que la familia sigue siendo el aspecto más valorado en la vida de las nuevas generaciones. “Comparativamente con los estudios del 2011 y 2014 sigue la misma tendencia de priorizar a la familia. En segundo lugar, se ubica el estudio y el trabajo como posibilidades de desarrollo y, en tercer lugar, los amigos”, señala Patricia Debeljuh.

En relación al trabajo, los Millennials encuentran como su principal motivación el ganar dinero, lo cual demuestra que priorizan la retribución y los beneficios que reciben por encima de otros aspectos más vinculados al desarrollo en la tarea o al impacto social que pueden tener con su trabajo. Igualmente, hay ciertos aspectos que prevalecen a la hora de elegir un empleo. “Hoy en día los jóvenes buscan que las empresas u organizaciones apoyen la calidad de vida de los empleados, que tengan políticas, liderazgo y cultura de integración trabajo – familia. Además, les interesa que ofrezcan ambientes de trabajo flexibles (con home office y otras políticas de conciliación)”, relata la experta en recursos humanos.

Al ver estos datos podemos comprender cuáles son las empresas en las que buscan forjar su futuro las nuevas generaciones. “En la encuesta vimos que la coyuntura económica del país ha incidido en las respuestas y que, en realación otros años y comparando con la realidad de otros países, los jóvenes argentinos priorizan la estabilidad de lo que le pueda ofrecer principalmente una empresa grande / PyME en vez de proyectos personales (como emprendedores o freelance)”, explica Debeljuh.

A raíz de las prioridades que manifiestan los jóvenes a la hora de elegir un trabajo, las empresas tienen un desafío para atraer y, también, retener a esos talentos. Si bien no hay una única forma de fidelización, la Directora de CONFyE remarca algunos aspectos a tener en cuenta: “Los jóvenes milennials traen un aire fresco y un modo de trabajo muy flexible y colaborativo. Las compañías deben generar espacios y acciones concretas de comunicación abierta entre los líderes y los jóvenes colaboradores, con el objeto de poder tener un canal de ida y vuelta para escuchar sus sugerencias, entender sus necesidades, enseñarles/aprender y darle feedback, que son aspectos muy valorados por las nuevas generaciones”. Además, agrega: “Es importante tener dinámicas de aprendizaje continuo, que pueda haber proyectos u objetivos concretos donde puedan ver una evolución y también cambio. No necesariamente el cambio implica ascenso sino también movimiento horizontal”. Cabe resaltar que uno de los factores importantes son los puestos de trabajo flexible y los programas de bienestar. “Si bien los jóvenes millennials en su gran mayoría todavía no tienen una familia que hayan ellos conformado (hijos), sí tienen otras obligaciones e intereses por lo cual desean contar con un trabajo que haga factible la buena conciliación para compatibilizar sus estudios, deportes, hobbies, proyectos sociales”, comenta Debeljuh.

Esta investigación pionera en el país y replicada en otros de la Región, forma parte de las acciones promovidas desde el Centro CONFyE del IAE Business School con el objetivo de instalar la responsabilidad familiar corporativa y ayudar a las organizaciones a atraer el talento de las nuevas generaciones.