Novedades Artículos y opinión

iProfesional

Por primera vez en 5 años, baja la confianza empresarial mientras crece la demanda de bienes

Desconfianza en el Gobierno, inflación y problemas para importar insumos, entre las causas. Las Pymes tienen problemas para establecer precios
Publicado 12 de septiembre

Al igual que otros segmentos de la sociedad los empresarios no están al margen de los climas de época. Suelen tener una mirada del entorno similar a la de la mayoría de la gente, aunque la situación particular de sus empresas marque otra cosa. Algunos relevamientos de confianza empresaria realizados este año empiezan a mostrar este tipo de dicotomías.

Tal es el caso de un estudio realizado por la Fundación Observatorio Pyme en el cual se muestra un incremento del pesimismo de las empresas aunque la actividad viene mostrando un muy buen comportamiento hasta el momento. El relevamiento realizado entre un panel permanente de unas 1000 empresas, plantea que la última vez en que se registró un fenómeno similar fue hace 5 años.

El reporte sostiene que entre marzo y junio la actividad manufacturera mejoró en un 8,7% (según estimaciones propias), mientras que la confianza empresarial disminuyó en un 13%.

Cae la confianza de empresas: qué sucede en las Pymes

Lo mismo ocurre para las Pymes del sector de software y servicios. Algunos de los elementos que entran en juego, indica FOP es la restricción de importaciones de insumos, que puede afectar el desempeño normal de las Pymes.

El relevamiento indica que "las previsiones para el resto del año son complejas e inciertas, debido al clima de incertidumbre e inestabilidad política al cual se asiste". Para FOP "en el sector de la industria manufacturera es posible que continúe la caída de la confianza, pero que el descenso productivo sea mayor, disminuyendo así la distancia entre confianza y actividad real".

"En el sector del software y los servicios informáticos, donde la incertidumbre política y las dificultades para reclutar recursos humanos son siempre los principales problemas que afectan la confianza de las empresas, es posible que también se desacelere el crecimiento de las ventas y la ocupación, pero siempre desde los altos niveles actuales.

A pesar de que la actividad manufacturera crece, la confianza de las empresas en el país cae.
A pesar de que la actividad manufacturera crece, la confianza de las empresas en el país cae. No ocurría desde 2017.

¿Cómo se mide el Índice de Confianza Empresarial?

El denominado Índice de Confianza Empresarial, que elabora la entidad, mide el "humor empresarial", monitoreando la evolución de la confianza de los empresarios Pyme en el país, en su sector de actividad y en su propia empresa. "Desde un muy bajo nivel a mitad de 2020, la confianza empresarial Pyme se fue recuperando hasta alcanzar un valor históricamente alto, en torno a los 50 puntos, similar al registrado por ejemplo al inicio del gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, desde la salida de la pandemia muestra un claro sesgo pesimista", dice el informe el cual concluye que "hasta el momento, parece que el humor empresarial está siendo más afectado por la incertidumbre acerca del contexto local y global, que por el desempeño de la actividad real".

Vicente Donato, director de la encuesta del Observatorio Pyme, consideró que la divergencia entre actividad de la empresa y las expectativas "es toda una novedad". "La demanda está fuerte. La confianza siempre estuvo un poco por debajo de la economía real en los últimos años. Pero esta vez se abren las líneas", explicó Donato. La Fundación Observatorio Pyme cuenta con el apoyo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Universidad de Bologna. Lleva más de 25 años realizando estudios sobre las Pymes. Por eso sus relevamientos de opinión tienen rigor técnico- Donato indicó a Iprofesional que "debido a este clima del último trimestre, la gente estuvo muy preocupada por la aceleración de la inflación, y por el acceso a los insumos". Un dato a tener en cuenta, dice el economista, es que está creciendo "la cantidad de empresas que dice que le cuesta satisfacer la demanda porque que no logran establecer un precio". "En este momento la reconstrucción de la confianza es central", explicó.

Otro relevamiento, elaborado por el IAE, la escuela de negocios de la Universidad Austral también plantea la misma dicotomía de las Pymes, entre su propia situación y la influencia del clima de pesimismo social. En un panel de 470 firmas, el 41% cree que a su empresa le va ir mejor en los próximos seis meses, mientras que 45% espera que no haya cambios. Solo un 13% dice que le va a ir peor. En este grupo de empresarios, la mayor preocupación es la inflación (170 casos) seguidos por la "estabilidad de las reglas de juego" (89 casos). Un peldaño más abajo se ubicó la inflación (85 casos).

Según indica el reporte del IAE, El índice de expectativa Pymes(IEP) para el primer semestre del año 2022 reflejó que, si bien la visión del empresario sigue teniendo un componente de optimismo que vale la pena resaltar, "las turbulencias del entorno, no sólo económicas sino también políticas, están afectando directamente al universo Pyme, que perciben un impacto directo en su gestión". Ante la pregunta sobre "¿cuál cree que será la situación del país de cara a los próximos seis meses?", la proporción de "peor" ha crecido del 58% al 65% con una reducción de "mejor" del 14% al 5%. En línea con este indicador, acerca de la pregunta sobre qué resultado espera para su empresa en los próximos seis meses, la respuesta "mejor" cayó del 49% al 41%, elevándose la respuesta "peor" del 8% al 13%, desde diciembre de 2021 a junio 2022.

Mariana Camino, CEO de Abeceb, la consultora de Dante Sica, dijo en una reciente presentación para el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) que el pesimismo empresarial "se corresponde con el nivel de deterioro de las condiciones macroeconómicas en general".

IDEA dio a conocer hace unos días el Relevamiento de Expectativas de Ejecutivos, que se llevó a cabo en los primeros días de agosto, apenas asumido en el cargo de ministro de Economía, Sergio Massa. Al igual que otros trabajos, el de IDEA marca una caída fuerte de la confianza empresarial aunque también en el marco de un fuerte incremento de la facturación. Camino señala en ese sentido que "el cambio de Massa podría oxigenar la situación hacia adelante".

Mariana Camino, CEO de Abeceb, la consultora de Dante Sica, dijo en una reciente presentación para el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) que el pesimismo empresarial "se corresponde con el nivel de deterioro de las condiciones macroeconómicas en general".

IDEA dio a conocer hace unos días el Relevamiento de Expectativas de Ejecutivos, que se llevó a cabo en los primeros días de agosto, apenas asumido en el cargo de ministro de Economía, Sergio Massa. Al igual que otros trabajos, el de IDEA marca una caída fuerte de la confianza empresarial aunque también en el marco de un fuerte incremento de la facturación. Camino señala en ese sentido que "el cambio de Massa podría oxigenar la situación hacia adelante".