Novedades Artículos y opinión

Forbes

Qué es el reskilling y cómo lo abordan las universidades en la Argentina

Con el formato híbrido como el gran elegido, los posgrados de negocios y los programas in company se centran en posicionar a los talentos de lleno en la Economía 4.0.
Publicado 1 de septiembre

La diferencia entre ambos conceptos está en el objetivo de la formación: mientras el upskilling busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño; el reskilling, también conocido como reciclaje profesional, busca formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa.

En el IAE reconocen que “la pandemia aceleró la demanda en temas digitales focalizándose en el desafío del upskilling y reskilling de los equipos de trabajo, lo que nos impulsó a incluir tracks digitales en Data Science y Web Development”. Así, en los MBA, que desarrollan en alianza con la Escuela de Programación Le Wagon de Francia, se pueden cursar módulos digitales intensivos que permiten adquirir nuevas habilidades para liderar con talento la disrupción tecnológica.

Por otro lado, el contenido o la forma de trabajarlos cambió en la mayoría de los casos. “En los MBA, hay un nuevo mix de materias electivas con la modalidad para trabajar P2P, peer to peer. Este esquema de autoevaluación y coaching permite que todos los alumnos del EMBA puedan colaborar en la transformación personal y en la construcción de un estilo de liderazgo”, indican desde el IAE.

¿Qué temáticas se están incorporando? “Growth hacking, liderazgo, comunicación para líderes, wellness, data driven business. Además, estamos trabajando en el capítulo de bienestar, ya que la pandemia dejó un cansancio estructural en las personas y en las organizaciones que se está empezando a notar cada vez más seguido. Estamos trabajando con otras áreas de la medicina y la psicología para desarrollar programas de bienestar que permitan trabajar sobre la gestión del cansancio con una agenda de bienestar a mediano plazo, y en cuanto a nivel organizacional estamos trabajando en el desarrollo de culturas de bienestar”, anticipan desde la institución cuyo campus está en Pilar.

*Fragmento de nota completa

Ver nota original en Forbes