Novedades Artículos y opinión

El Cronista

De alumna a decana: es experta en inversiones y la primera mujer al frente de esta escuela de negocios top

Carolina Dams está al frente de la escuela de negocios de la Universidad Austral y es la primera mujer en ocupar ese cargo. Antes del mundo académico, trabajó en consultoría estratégica y armó su fondo ángel para invertir en startups.
Publicada 16 de febrero

Desde el 1° de enero de este año, Carolina Dams es la decana de IAE Business School. La primera mujer en la historia en conducir la escuela de negocios de Pilar. Pero su aproximación al mundo académico viene de antes: en 2012 se acercó a la institución para hacer un doctorado en Administración y desde ese momento su vínculo fue creciendo hasta llegar al flamante cargo actual.

Contadora Pública (UB) con un MBA de la London Business School, la carrera profesional de Dams estuvo ligada a la consultoría estratégica y el private equity antes de su etapa de docencia universitaria. Una década atrás comenzó a hacer su doctorado "como una manera elegante de tomarme un año sabático y dejar de trabajar", cuenta. Quería profundizar la investigación en temas de financiamiento a emprendedores en América latina, su materia de trabajo en los años anteriores.

Mientras cursaba los tres años full time del doctorado, uno de sus profesores, vicerrector de Asuntos Académicos de la Universidad Austral (de la que depende el IAE), le ofreció ocupar el decanato de la Facultad de Ciencias Empresariales de la casa de estudios en la sede de Pilar. La función debía combinar lo académico con repensar el posicionamiento de la universidad. "Me interesó y acepté", dice.

En simultáneo, daba clases en el IAE y en la Austral sobre entrepreneurship y fintech, sus dos especialidades. Ahí descubrió que la docencia era una vocación. "Entré como alumna doctoral y me quedé", resume. Hace dos años dejó el decanato de la facultad de la Austral y se sumó al equipo de dirección del IAE, a cargo de Programas e Innovación, antes de la pandemia. Y desde este mes está al frente del decanato de la b-school, por un período de tres años con opción a otros tres, en el lugar que ocupaba Rodolfo Rivarola (en el IAE, el rol del decano es rotativo entre los profesores).

"Nuestro órgano de gobierno es colegiado", aclara Dams sobre la función del decano, que encabeza el consejo de dirección compuesto por seis miembros y lleva a la práctica las decisiones que toma ese cuerpo.

El primer contacto de Dams con el IAE fue a través de los antiguos alumnos, en su etapa de consultoría estratégica en Hermes Consulting -un spin off de McKinsey-, a fines de los 90 y luego de terminar su MBA en London Business School. "Cuando empecé a trabajar en Hermes arrancaban conmigo dos graduados del IAE. Ahí me di cuenta de que la formación que tenían era muy parecida a la que había tenido yo en Londres, con los mismos casos y las mismas herramientas", destaca. En ese momento, Hermes Consulting trabajaba para el Exxel Group, el famoso fondo dirigido por Juan Navarro que protagonizó un raid de compras. "Hacíamos valuaciones de empresas y proyectos para hacer crecer a esas empresas. En los primeros años post-MBA estuve muy ligada a consultoría estratégica y private equity", dice.

De aquella experiencia, rescata la exposición a distintas industrias y el aprendizaje constante complementario a la formación de la maestría: "Los años de consultoría estratégica luego de hacer un MBA son muy recomendables".

Cuando nació su segundo hijo, abrió su propia consultora y estuvo ligada al fondo de venture capital NXTP, del que formó parte de su advisory board además de tener un acuerdo para invertir individualmente en startups que le interesaran. "Me entusiasmé con los proyectos. En eso llegó el caso de Satellogic, de Emiliano Kargieman. NXTP no podía invertir porque era un proyecto aeroespacial pero me gustó igual. Me ofrecieron entrar como ángel y armé un fondo con amigos. Nuestra primera inversión fue la primera ronda seed de Satellogic", cuenta. En total, invirtió en siete proyectos, entre ellos Keclon, la empresa de biotecnología santafesina.

Ese conocimiento del mundo emprendedor la llevó luego a dictar clases de entrepreneurship y fintech en distintos programas y maestrías de la institución. "Hoy se ven los frutos de las inversiones de 2010 y 2011 en el ecosistema emprendedor. La cantidad de fondos que están llegando a la región es impresionante y muchos emprendedores están reinvirtiendo en nuevos proyectos", describe. "Queremos que el IAE esté muy cerca de ese ecosistema, como hasta ahora, y de las empresas que surgieron en el último tiempo", agrega.

La industria de educación ejecutiva está en un momento muy interesante, con el avance de los programas online, apunta Dams. El IAE lanzó su MBA 100 por ciento virtual previo a la pandemia y avanza sobre propuestas que combinen lo presencial y lo online, además de programas en los que el participante arme su experiencia mediante building blocks, adelanta. "El liderazgo adaptativo es el desafío de hoy de las escuelas en la preparación de ejecutivos. Ayudar a entender el entorno y actuar a la par", resume.

Dice que vive con naturalidad el hecho de ser la primera mujer decana, aunque no niega el significado que tiene. "En los últimos seis años, en el consejo de dirección, éramos varias mujeres, y la vicedecana del IAE (Virginia Sarria Allende) está hace muchos años. Lo vivo con naturalidad porque ser mujer nunca me impidió hacer las cosas que hice en mi carrera. Igual, cuando uno ve otras industrias, sabe que en no todos los casos es así", afirma. "Hay que ayudar a mujeres en otros sectores para que hagan su recorrido. La representación de las mujeres en puestos de liderazgo es baja todavía", completa.

Fuera del campus, disfruta del tiempo en familia, la vida al aire libre, el ski y cocinar.

La versión original de esta nota se publicó en el número 337 de revista Apertura.

Ver nota original en El Cronista