Novedades Artículos y opinión

La Nación

Premio a las pymes: un reconocimiento a las empresas que construyen el motor de la economía argentina

En la quinta edición del Premio a la Pequeña y Mediana Empresa, LA NACION y HSBC reconocieron a las firmas más destacadas del año en cinco categorías; el lema del encuentro fue “Historias que inspiran, motores del futuro”
Publicado 9 de agosto

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son el motor de la economía. No solo representan casi el 80% de la fuerza laboral, sino que además aportan más del 44% del producto bruto interno (PBI) del país. Desde historias familiares hasta de organizaciones sin jefes, que recién empiezan o llevan un siglo de trayectoria, cada una de ellas construyen el futuro de la Argentina a través de propuestas basadas en la innovación, la sustentabilidad y la diversidad.

Este marte se realizó la quinta edición del Premio a la Pequeña y Mediana Empresa, organizado por LA NACION y HSBC, para reconocer a aquellas compañías que se destacan por su labor diario. Bajo el lema “Historias que inspiran, motores del futuro”, en el encuentro se galardonó a las pymes en cinco categorías distintas: Innovación, Conectividad global, Mujeres al mundo, Trayectoria y Sustentabilidad.

“Las pymes son el motor de la economía. Sin ellas, nada funciona. Por eso es importante reconocer las historias de éxito, que mucho tiene que ver con el entusiasmo que le ponen los dueños y managers a la forma de pensar positiva que tienen, a pesar de todos los vaivenes del país. Son los superhéroes de esta película”, consideró Juan Marotta, CEO de HSBC Argentina y CEO del HSBC LAM Sur (Argentina, Brasil, Chile y Uruguay), en un mano a mano con el secretario general de Redacción de LA NACION, José Del Rio.

En un año que luce por demás desafiante para las pymes, el ejecutivo planteó que “no se puede seguir retrasando el reordenamiento de la economía” e indicó que el país debe buscar un sendero fiscal que encuentre el equilibrio entre las cobranzas y los pagos del Estado. Además, agregó que se tiene que asegurar una tasa de interés que sea positiva, una política monetaria acorde y un tipo de cambio “que funcione de acuerdo a la inflación del país para así evitar apreciaciones o devaluaciones fuertes”.

“La Argentina genera dólares, pero no los puede retener. Tiene que haber estímulos y políticas públicas que impulsen aún más las exportaciones, y también un mínimo de sendero pre-acordado, una previsibilidad que trascienda a los gobiernos y permita recuperar parte de la confianza. Hoy, lo que no funciona y está quebrado es la confianza. No hay una certeza de nada y todo lo que se dice se pone en duda. Hay que decir, planificar las medidas que hay que tomar y hacerlas. Después de meses de demostrar que la actividad está relacionada a lo que uno planificó, vas recuperando la confianza que hoy está perdida”, agregó el ejecutivo.

Compitieron cerca de 300 empresas y el jurado estuvo conformado por Patricia Bindi, directora de Banca de Empresas de HSBC Argentina; José Del Rio, director de Contenidos de LA NACION; Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE; Cecilia Giordano, presidente & CEO de Mercer Argentina, Uruguay y Paraguay; y María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor Argentina.

“Es impresionante todo el esfuerzo y la resiliencia de las pymes, las ganas de cambiar, de cómo se proyectan internacionalmente y nos consultan. Trabajamos en equipo y decidimos hacer esto porque es difícil que se conozcan estas empresas, que son unas perlitas, donde nos encontramos con grandes historias inspiradoras. Y está bueno que la sociedad argentina las conozca, porque están haciendo un montón de cosas”, dijo Bindi.

Conectividad global

A pesar de las trabas para importar y un tipo de cambio que luce atrasado para los exportadores, la primera categoría que se premió en el certamen fue la de “Conectividad global”. En reconocimiento a las pymes que trascienden la frontera y llevan sus negocios a todos los puntos del globo, las finalistas fueron Bisignano, Condor Technologies y Mutech Microsystems.

Resultó ganadora la santafecina Bisignano, empresa que pertenece al rubro de la fabricación de máquinas envasadoras de productos alimenticios. Este año cumplió 70 años de trayectoria, de los cuales lleva más de 40 exportando sus productos a países de todo el mundo. El premio lo entregó Maximiliano Rossi, gerente de Comercio Exterior de HSBC, a Rubén Horacio Paporello, director general de la compañía.

“Estamos en el sur del mundo, en el medio del campo. Todo lo tenemos que traer, para después llevarlo y exportarlo, es una logística muy grande siendo del interior. Siempre digo que tener 70 años de trayectoria en la Argentina es como tener 150 en cualquier otra parte del mundo. Llevar a un equipo de gente, más de 90 familias que viven de Bisignano, es un orgullo y una proeza poder transitar con las situaciones que vivimos”, consideró Paporello, en diálogo con la periodista de LA NACION Carla Quiroga.

La mención especial fue para Chocorisimo, una fábrica de helados con visión internacional y que desarrolló inteligencia artificial para entender qué quiere el cliente. El galardón lo entregó Norberto Frigerio, director de Relaciones Institucionales de LA NACION, al CEO de la compañía, Esteban Wolf.

“Ojalá podamos construir un país mejor. Ojalá todos nuestros políticos, dirigentes sociales y sindicalistas entiendan que queremos crear un país distinto y los emprendedores creamos valor. Ojalá toda la sociedad quiera crear valor, hacer algo diferentes y en los próximos 30 años construir a la Argentina que todos soñamos para que nuestros hijos y nietos la vivan”, alentó.

Trayectoria

El segundo reconocimiento fue para aquellas compañías con más de 50 años de trayectoria en el país, que lograron sobrellevar los vaivenes de la Argentina y mantener un producto que siga vigente a lo largo del tiempo. En esta categoría, fueron finalistas Basso, José Huespe e hijos y ZMA IT Solutions.

La pyme consagrada fue Basso y recibió el premio José Luis Basso, dueño y actual presidente del directorio de la empresa autopartista, el cual fue entregado por el gerente Comercial de LA NACION, Agustín Bergés. Los orígenes de la compañía se remontan al año 1963, cuando comenzaron a fabricar válvulas para motores a explosión. Hoy cuentan con más de 600 empleados solo en la planta principal de Rafaela y son proveedores de grandes marcas como Ferrari, McLaren y John Deere, entre tantos otros. También tiene una unidad de negocios para alta competición.

“Para mí, lo más importante, fue el 10% de inspiración el 90% de transformación. Cuando llegó la pandemia, que fue la crisis que nos dejó más dudas, estuve casi todos los días en la empresa. No había nadie, solo grillos y teníamos que limpiar, pero el ojo del dueño engorda al ganado”, manifestó Basso, en un mano a mano con Ignacio Federico, periodista de LA NACION.

Además, admitió que en la actualidad “nos cuesta mucho con este dólar seguir entregando, ya que las terminales de exportación aumentaron un 1000% y el acero -el cual es importado- creció un 48%”. Y agregó: “Para exportar hay un dólar difícil porque está bajo, eso no hace falta ni hablarlo. Pero se puede, el mensaje es que se puede”.

La mención especial se la llevó Volf, que fue recibida por el presidente de la empresa de comercio, Fernando Vainberg, y fue entregada por Horacio Duaygues, gerente de Banca Pymes de HSBC. “Desde el momento en que nos llegó la noticia fue una emoción profunda por el reconocimiento y me conecté con mi abuelo y mi viejo, inmigrantes, que llegaron con máquinas manuales, hoy de museo”, recordó.

Mujeres al mundo

El evento también reconoció a aquellas mujeres que se imponen en los negocios y logran generar grandes cambios con sus ideas. En este caso, llegaron a la final el liderazgo femenino de las pymes Delyar, Fincas Patagónicas y Mercap Sofware.

Melisa Turano, gerente de Préstamos y Mujeres al mundo de HSBC, le entregó el galardón a Patricia Freuler de Ortiz, CEO de Fincas Patagónicas, quien también se destaca como presidenta en Bodegas de Argentina. La compañía cuenta con nueve fincas, tres bodegas (dos en Mendoza y una en Río Negro, la primera en tener cavas submarinas), exportan parte de su producción de vinos e incluso tiene una pata hotelera.

“Creo que la mirada de la mujer es más integradora y aporta mucho en el sector vitivinícola, que es bastante masculino y competitivo. Desde entrada creo en la diversidad como un elemento para el crecimiento, por eso hace bastante tiempo trabajamos con el currículum vitae ciego”, apuntó, en conversación con el periodista de LA NACION Alfredo Sainz. Asimismo, mencionó la situación del país y dijo que hoy la exportación está “complicada” por el tipo de cambio y la falta de competitividad de la Argentina frente a otros mercados agroindustriales. “Tenemos retenciones, aranceles, corremos con desventaja”, completó.

La mención especial fue para Georgina Sposetti, fundadora de un Ensayo Para Mí, un buscador que conecta a pacientes con profesionales que estén desarrollando estudios clínicos. “Todos compartimos el propósito y gran parte se debe al esfuerzo y energía de mi vieja”, agradeció Abril San Pedro, hija de Sposettti y business analyst de la pyme. Entregó el premio Cecilia Inés Giordano, presidente & CEO de Mercer Argentina, Uruguay y Paraguay.

Innovación

Las ideas frescas y que revolucionan a las diferentes industrias también fueron premiadas a través de la categoría “Innovación#. Fueron finalistas Hytech Ingeniería, I+Diot Lab y 10Pines, quien se llevó el galardón: se trata de una pyme que desarrolla software a medida y trabaja de forma horizontal, sin personal jerarquizado. Entregó el reconocimiento Gervasio Marques Peña, director Comercial de LA NACION, y recibió Jorge Silva, cofundador de 10Pines.

“Tenemos un management horizontal, basado en la confianza. Eso significa que es como una tríada, lo más importante en una empresa es la toma de decisiones basada en el consentimiento. Buscamos si hay alguien fuertemente en contra de la decisión que se va a tomar y, si hay objeción, se la incorpora a la toma de decisiones. Para eso se necesita información. Por eso tenemos datos abiertos, donde se conocen los números de la empresa, los sueldos, todo. Uno se imagina que va a haber una anarquía en busca de aumentos salariales, pero en nuestro caso se da un efecto sano, donde los sueldos son justos, sin brechas salariales ni aumentos a escondidas. Incluso tuvimos casos de gente que rechazó los aumentos porque no se sentía cómoda siendo responsable con sus pares y decide esperar. Es el mundo ideal”, explicó Silva, en diálogo con Del Rio.

La mención especial la entregó María Julia Bearzi (Endeavor) a Ant Automation, empresa de automatización industrial que desarrolla e implementa soluciones para la digitalización e industria 4.0. Fue elegida por la NASA para el programa de Advanced Air Mobility (movilidad área avanzada). “Empezamos en Estados Unidos, Canadá y España. Nos queda realmente pendiente hacer un salto grande en el país, que anhelamos que sea el año que viene”, adelantó Marcelo Michalek, director general de Ant Automation Argentina.

Sustentabilidad

Por último, se destacó a aquellas pymes que tienen el foco puesto en el cuidado del medio ambiente y en aportar valor a la sociedad. Las finalistas fueron Bodega Montlaiz, Buplasa y Faen. La firma que fue reconocida por su compromiso con el planeta fue Faen, que también se llevó el Premio de Oro. Nació como una pyme familiar en 2005, dedicada a la fabricación de envases plásticos para la industria de la pintura, del agro, la construcción y la alimenticia, entre otras.

“La empresa no nació sustentable, nosotros nos convertimos. Esa conversión fue mucho trabajo y perseverancia, cambiar hábitos, procesos y proveedores. Estamos sorprendidos, pero contento con estos pequeños logros que vamos teniendo. Para mí es el cambio de paradigma, llevar esta filosofía al resto de los colaboradores, somos 130. Derribar el paradigma de que ser sustentable es ser más caro”, alentó Leandro Completa, CEO de Faen, quien conversó con la periodista Silvia Stang. Le entregó el Oro Patricia Bindi, de HSBC.

También fue destacada Fracking Design, a través de la mención especial que entregó Silvia Torres Carbonell, del IAE. La firma recicla bolsones de arena que descartan las petroleras en Vaca Muerta y recibieron el premio las tres socias fundadoras: Clara, Mora y Ornella Basilotta. “Nos enorgullece hacer un producto donde los consumidores no tienen que sacrificar la ética por la estética”, cerraron.