Novedades Artículos y opinión

Clarín

Ajuste de balance por inflación

En las empresas es necesario adaptar el valor de los activos y pasivos al deterioro de la moneda que representa la inflación. Es una herramienta imprescindible para poder determinar, entre otras cuestiones, si la empresa o emprendimiento anda mejor o peor.
Publicado 5 de septiembre

05/09/2022 Revista Clarín - Pymes - Nota - Información General - Pag. 47

En 2020 la ganancia neta fue de cien millones de pesos y en 2021 fue de $120 millones. Sin duda cada año estamos haciendo las cosas mejor y eso se refleja en los resultados económicos". Muchos lectores no compartirán la frase (ficticia) antes enunciada. Y esto es por el sencillo hecho de vivir en un país que tiene en promedio 40% de inflación por año en los últimos 5 años. Cualquiera de nosotros le podría comentar al satisfecho emisor de la frase que, si considera que la inflación del año 2021 fue 50,9%, en vez de estar mejor, en realidad está peor, ya que, en términos comparables, los $100.000.000 de pesos de 2020 valen bastante más que los $120.000.000 de 2021.

Como se ve, la inflación tiene un enorme poder distorsivo sobre la información contable, haciendo difícil tomar decisiones. Antes de seguir, definamos qué es la inflación. Una de las definiciones que más aceptación goza es la de aumento sostenido y generalizado de los precios. Pero viéndolo desde otro punto de vista, lo que podemos decir es que el dinero pierde poder adquisitivo: las cosas salen cada vez más caras porque el dinero vale cada vez menos.

Yendo al terreno de la información contable, el dinero cumple un rol clave: permite homo- geneizar realidades tan diversas como maquinarias, mercaderías, deudas, etc. Todo lo expresamos en su valor en dinero, lo que nos permite saber en conjunto con qué cuenta (activos) y qué debe (pasivos) una empresa. Ahora bien, esa gran ventaja que tiene el dinero de homogeneizar elementos disímiles, se ve seriamente alterada por la inflación, porque es el dinero el que no tiene el mismo valor en el tiempo. De esta manera, si miramos una información de un período anterior y la comparamos con el actual (como hacía el interlocutor del comienzo) no podemos concluir nada, ya que esa información no es comparable.

La inflación tiene un enorme poder distorsivo sobre la información contable y dificulta la toma de decisiones.
Para lidiar con ese problema, trabajamos con balances ajustados por inflación.

Para lidiar con este problema, trabajamos con balances ajustados por inflación. ¿En qué consiste este ajuste? Esencialmente, lo que se busca es dejar expresados todos los valores en pesos del último día del ejercicio contable, es decir, en pesos que tienen el mismo poder adquisitivo, de manera de que estemos sumando montos comparables. ¿Cómo se hace esto? Se trata de identificar en qué momento ingresaron a la empresa cada uno de los bienes y las deudas, y se los ajusta por inflación desde ese momento hasta el día del cierre del balance (es decir, traducimos a cuántos pesos del día del cierre equivalen esos pesos “históricos"). Este ajuste por inflación se hace aplicando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica mensualmente el INDEC.

Sin embargo, no se puede hacer con todos los elementos del balance: si uno tiene un billete de $1.000 no puede decir que al cierre vale $900 porque el billete sigue siendo de $1.000. Esto pasa con todos los bienes y deudas que tienen su valor fijado en montos nominales de dinero, llamados monetarios. A decir verdad, éstos no necesitan ser ajustados, ya que la inflación misma los va corrigiendo, y al ajustar todo lo demás, mostramos cómo estos perdieron valor. Finalmente, toda información anterior también se ajusta por inflación para hacerla comparable. Como podemos ver, la inflación afecta la calidad de la información contable, pero al contar con balances ajustados ese inconveniente queda resuelto, permitiéndonos hacer análisis valiosos a través del tiempo y contra otras empresas.

Al utilizar esa herramienta de ajuste contable la distorsión generada por la inflación queda resuelta y nos permite hacer análisis valiosos a través del tiempo y contra otras empresas.