Novedades Artículos y opinión

La Voz

Crece la alianza detrás de la escuela que enseña a invertir en “startups”

Se lanzó la tercera edición de la Escuela de Inversores Ángeles. Involucra a Addventure Club, el Icda, Alaya Capital, IAE Business School y la Municipalidad de Córdoba.
Publicado 11 de noviembre

La Escuela de Inversores Ángeles suma cada vez más aliados detrás de su propósito de educación financiera orientada a invertir en emprendimientos y, de esa forma, traccionar la industria local de venture capital y ampliar la base de sustentación económica para las startups más jóvenes.

La iniciativa, que vincula al Instituto de Ciencias de la Administración (Icda) de la Universidad Católica de Córdoba con la comunidad de inversores que nuclea Addventure Club y con Alaya Capital, captó también el interés del IAE Business School (Universidad Austral), y de la Municipalidad de Córdoba, a través de Corlab y del ente Córdoba Acelera.

La tercera edición del programa, que arrancó este viernes 11 de noviembre en la sede del Icda, consiste en un bootcamp para desarrollar conocimientos en inversiones de riesgo en startups en estadios tempranos y contará con aportes de inversores con trayectoria y experiencia en este segmento.

Entorno

Aun cuando la escala es mucho menor a la que experimentan otros mercados, la inversión en startups ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos años.

La presidenta de la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap), Lorena Suárez, contó que de U$S 37 millones captados por startups en el país durante 2016 se pasó a U$S 1.400 millones el año pasado.

Esa entidad, que entre 2009 y 2015 nucleaba a 14 fondos, hoy suma 84 miembros y 18 se incorporaron este año.

Según un estudio que se publicó en 2020, el perfil de un inversor ángel argentino aplica a una persona de entre 40 y 50 años, que realiza una inversión por año en el rubro, con aportes que van de U$S 15 mil a U$S 30 mil.

En general, invierte el 10% de su patrimonio financiero y el 60% se involucra por un interés personal.

Nueva edición

El arranque de la nueva edición del programa fue encabezado por la directora general del Icda, Gisela Veritier, quien además integra el cuerpo docente junto con Lorena Suárez, Luis Bermejo, Manuel Tanoira, Luciano Nicora, Silvia Torres Carbonell, Natalia Bartolomei, Arturo Torres y Pablo Sebastián Avalle, entre otros.

Conectada desde Buenos Aires, Torres Carbonel, del IAE Business School, ponderó la apuesta por los modelos colaborativos de trabajo y valoró a quienes apuntan a emprender como inversores de emprendedores. “También eso es crear valor”, apuntó.

En esa línea, Luis Bermejo (Alaya Capital) remarcó el propósito de “invertir bien y mejor” desde los fondos para que “los inversores ganen dinero, se queden y la rueda gire”.

La formación, en cierto modo, busca entonces “acortar la curva de aprendizaje”, con aspectos prácticos y fundamentales para tener en cuenta al momento de invertir.

Al respecto, Lucas Emma, emprendedor y también inversor, apuntó al rol que un inversor ángel tiene en una startup. “Se espera que sea como un copiloto dispuesto a ayudar en todo”, explicó.

Por su parte, la secretaria de Planeamiento y Modernización de la Municipalidad, Alejandra Torres (también estuvo Luciano Crisafulli, de Corlab), rescató las buenas prácticas acumuladas en las experiencias público-privadas locales.

La formación, apalancada en entrenamientos intensivos y ágiles, implica dos encuentros presenciales y cuatro virtuales. Para el cierre se prevé una visita al campus del IAE Business School, para promover la vinculación con el ecosistema de inversión de Buenos Aires.

Finalizado el programa, los egresados tendrán acceso a sesiones de seguimiento, eventos exclusivos de networking y la posibilidad de una membresía 2023 a Addventure Club.