Novedades Artículos y opinión

El Cronista

Qué pasó con Sprayette: del boom del «llame ya» a la crisis y desaparición

Las razones de su caída
Desde 2012 ya no funciona su sitio web y la empresa reconvirtió su negocio. Los especialistas explican las luces y sombras de su modelo de largos infomerciales en la TV por cable.
Publicado 12 de septiembre

Por JAVIER LEDESMA

"No se pierda esta fantástica oferta", exclama el locutor, que agrega: "Las operadoras lo están esperando y usted recibirá un producto pensado para su satisfacción". Y, luego, cierra con el reconocido: "Llame ya".

Este modelo de negocios llegó a mover alrededor de u$s 100 millones por año hace poco más de una década y tuvo a Sprayette como uno de sus players más relevantes. Sin embargo, varios factores colisionaron para firmar la desaparición de la marca como tal y su reconversión fuera de las publicidades nocturnas de TV por cable. "Es el ejemplo perfecto de todo lo que cambió rápido. Es un negocio de la modernidad que se lo comió la posmodernidad", asevera Fernando Moiguer, consultor y CEO de Compañía de Negocios Moiguer.

La compañía basaba su negocio en la venta directa de productos importados que no podían encontrarse en el mercado argentino. Desde aparatos únicos para ejercitarse hasta sartenes mágicas para cocinar cualquier tipo de alimento. Apoyaban esta estrategia en la compra de grandes segmentos de programación pasada la medianoche y en un ejército de vendedores en su call center que recibían llamados y también salían a la caza de potenciales compradores.

LAS CLAVES DEL LLAME YA

"La primera clave de su modelo era una compra bien hecha. Ellos adquirían productos sorprendentes a bajo precio, hacían muy buenos deals", señala Guillermo D'Andrea, profesor del IAE Business School y especialista en marketing y retailing. "La herramienta infomercial es buena porque se ahorraban en locales y logística -analiza -, entonces invertían todo en comunicación. Pero tenés que acompañar esa herramienta de productos acordes".

Por su parte, Diego Forrester, profesor del MBA de la UCA, remarca: "Su virtud fue vincular en la inmediatez lo que es la comunicación con la etapa de la compra, que en los modelos de marketing tradicionales suelen estar separadas".